Via degli Aldobrandeschi 190, Roma
+39 06 665271
jluismartinez@legionaries.org

Un nuevo año, una nueva vida

Este un blog para conoce, vive y comparte tu fe católica dedicado a mí familia, amigos y bienhechores. Lo lleva un Legionario de Cristo, el H. Luis María Martínez, LC,

Un nuevo año, una nueva vida

Feliz navidad a todos y próspero año nuevo

El motivo de este mensaje es hacerme presente en cada una de sus vidas con un recuerdo en mis oraciones y cercanía por un nuevo año que comienza.

Muy en especial les escribo para agradecerles por hacerse presente en mi vocación. Todos han sido importantes para mí, quizás no lo sepan, pero han entablado conmigo una relación de amistad y de fortaleza para caminar juntos en Cristo.

Les comparto una reflexión de fin de año. Espero les ayude y en especial les motive a vivir en Cristo este nuevo año que apenas estamos por comenzar.

Agradecer por las gracias que Dios nos ha dado: 

Ya próximos a terminar el año me gustaría recordar lo mucho que Cristo nos ha dado a lo largo de toda nuestra vida. Cada uno sabe qué Dios ha hecho por nosotros. Nos ha dado la vida cada mañana; la familia, la vocación, el trabajo, el descanso, las tristezas, pero muy es especial la FE y así podemos seguir enumerando.

Así comenzar un nuevo año para decir GRACIAS SEÑOR. No hay que olvidarnos de agradecer lo mucho que Dios nos ha dado.

¿Y si este año fue difícil?

Para algunos este año que termina nos deja un mal sabor. A todos nos ha pasado también que hemos sufrido y que nos haya dolido.

Al recordar estos momentos hay que decirnos que estos son momentos para mirar con esperanza la propia vida. Sí hay deudas, no hay trabajo, tengo tal o cual enfermedad.

Hay que decirnos vuelvo a empezar y no dejaré que las adversidades y las complicaciones de la vida me quiten la alegría que me deben caracterizar y la esperanza de vivir.

 

Ahora, ¿Cuál debe ser la actitud al afrontar un nuevo año?

Imagen tomada de http://www.cyclopea.net

Ya las he mencionado. La alegría, la fe y la esperanza. Me gustaría subrayar algunas más que son más pequeñas recalcando la virtud reina que es LA CARIDAD.

 

Como virtudes básicas:

 

  1. Buscar un propósito realista partiendo del aquí y el ahora. No se trata de una virtud rara o cosas insuperables sino pequeñas y que no nos impliquen tantas preocupaciones. No busquemos cosas gigantes, al contrario, esforcémonos por partir de las realidades pequeñas a las más grandes con fe.

 

  1. Es bueno también poner en obra aquellos que hace tiempo queremos hacer. No me refiero solo a la dieta que venimos posponiendo desde hace años, también, pero me refiero a las actitudes profundas. Actitudes del corazón que nos impulsen a ir caminando paso a paso a la santidad de vida que un cristiano de a pie debe tener.

 

  1. No hay que tener miedo a soñar. Soñar en grande. Atrevernos a mirar el futuro con la esperanza de amar y de crecer.

 

  1. La virtud reina y la que muchas veces nos acostumbramos a escuchar es la Ahora la misión es nuestra partiendo de pequeños detalles de caridad con aquellas personas que tenemos más cercanas y que nos representan a Cristo.

Busquemos en este año aplicar a estas cuatro virtudes: la alegría, la esperanza, la fe y muy en especial la caridad.

Feliz año nuevo y les deseo que Cristo les otorgue gracias abundantes. Y, ¿tú que le darás a Jesús Niño como regalo en este nuevo año?  Si no tienes nada no te preocupes prepárate para el siguiente año.